CENA MARIDAJE BODEGAS TORO ALBALÁ

CENA MARIDAJE BODEGAS TORO ALBALÁ

Viernes, 23 de febrero 21:00h.

Una de las firmas elaboradoras que mejor conocemos en Ostrarium Bar debido a que el gerente Andrés Soler, amante de estas verdaderas joyas enológicas tan exclusivas, reconocidas y admiradas en todo el mundo, comercializó sus vinos durante casi dos décadas.

Una cena maridaje con Toro Albalá se distancia mucho de las bodegas “tradicionales” de vinos tranquilos tintos, blancos y rosados.

Bodegas Toro Albalá nace en el corazón de la campiña cordobesa en el año 1922. Su historia es la historia de un pequeño agricultor, José María Toro Albalá, que tuvo la genial idea de guardar vinos viejos para la creación de joyas enológicas destinada a los paladares más exigentes. Una filosofía que supo implantar en los valores familiares y que aún se conservan. Considerada una hazaña teniendo en cuenta la situación de la época. Pero, que ha valido para que los Toro Albalá estén en las mejores mesas de todo el planeta.

Los vinos finos eran lo más consumido en los años treinta por una población andaluza que acudía a las tabernas de los barrios y que en su mayoría se dedicaba al trabajo del sector primario. El escenario de la bodega era una antigua central eléctrica de la zona, lo que dió juego a las bromas de los andaluces que denominaron que el vino tenía electricidad o era eléctrico, de ahí el famoso nombre al fino “Eléctrico” que aún conserva hasta nuestros días.

Algunas practicas exclusivas de la firma:

  • Etiquetado a mano con los mejores materiales como papeles naturales o etiquetas de Roble Natural.
  • Numeración de la botella y firma del autor que ha cuidado su producto desde el origen.
  • Lacrado natural con un sello único procedente del siglo XVII que certifica que la calidad está asegurada. Bodegas Toro Albalá se sitúa dentro de la zona D.O.P. Montilla-Moriles. Enmarcada dentro de las grandes zonas vitivinícolas andaluzas que se caracterizan por la elaboración de finos, debido a la presencia de terrenos abundantes en tierras albarizas. Lo que ha posibilitado que en las suaves colinas de la campiña cordobesa den estos vinos singulares.

Con Don P.X. Convento Selección 1946 así lo afirmó el gurú del vino “Robert Parker” que no tardó en calificarlo con 100 puntos en su revista Wine Advocate. A partir de aquí podemos decir que hemos tenido un antes y un después en la marca Toro Albalá, al ser la primera vez que un vino dulce entraba en el Olimpo de los vinos. Valor incalculable en los mercados internacionales y nacionales que saben apreciar un vino de valor incalculable. Criado con el mejor de los cuidados desde 1946 y que llega hoy a nuestras mesas con el sabor del tiempo.

Pero si hay otra característica propia de esta comarca cordobesa es el cultivo de la uva Pedro Ximénez. El tipo de uva con el que se elaboran tanto los vinos secos como los dulces es la clásica Pedro Ximénez. Toda ella de cepa nueva desde la crisis de la filoxera.

Para este encuentro, hemos creado un menú intentando hacer un maridaje por similitudes para disfrutar de esa simbiosis que hace crecer y resaltar los sabores ya existentes.

Hamos catado todos los vinos dos veces para crear este menú:

FINO ELÉCTRICO

  • Ostra Concheta: Ostra Especial Ostrarium con escabeche casero de AOVE y vinagre de jerez
  • Torrefacto de berenjena

DOS CLAVELES BLANCO DE PEDRO XIMENEZ

  • Taboulé con frutos secos, pimientos, tomate seco y hierbabuena
  • Carpaccio de gambas con rayadura de lima y naranja, brotes, frutos secos y aceite de guindilla

OLOROSO MARQUÉS DE POLEY

  • Tabla de salazones: Huevas de maruca, mújol, atún y mojama de atun de almadraba
  • Manita de cerdo deshuesada rellena de boletus

DON P.X. JOVEN

  • El Tiramisú de Carlos. Versión renovada del clásico postre

DON P.X. GRAN RESERVA ‘87

  • Chocolate en cinco texturas

Café o Té

30 € IVA Incluído

RESERVA AHORA…